Pertenecer a un grupo de WhatsApp en la oficina tiene múltiples ventajas en tanto que la información fluye de forma ágil, es útil para organizarse y deja ver aspectos de la personalidad de los participantes de una manera más informal, lo que contribuye a forjar lazos. Pero también entraña sus peligros: saturación, dificultad para desconectar, sufrir acoso o exclusión. Una buena gestión del grupo de WhatsApp de la oficina evitará muchos problemas en el mundo presencial.

Evitar polémicas

Por muy tentador que sea, por mucha gracia que haga enviar chistes o memes a un grupo de WhatsApp puede ser desencadenante de un conflicto que empezará a través de la propia aplicación pero que puede trasladarse al mundo offline. Lo mejor es evitar temas polémicos. Los grupos de WhatsApp de la oficina están formados por personas que no tienen por qué compartir tus ideas o creencias.

Evita compartir chistes polémicos como racistas, machistas, de marcada tendencia política o que supongan una falta de respeto a algún colectivo. Solo haz un ejercicio de imaginación y piensa si harías ese mismo comentario presencialmente delante del mismo grupo de personas. El hecho de que no las veas no quiere decir que no puedas herir su [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: