Cómo dejar mi trabajo sin tener problemas legales (ni remordimientos)

Un 16% de los trabajadores están buscando de forma activa un empleo a pesar de que ya tienen uno. Tener un mejor salario, un cambio en las condiciones laborales, apostar por un negocio o, en el peor de los casos, huir de un mal ambiente laboral son las razones más habituales. Dejarlo no es fácil. La clave está en conseguir hacerlo de forma elegante. Estas son algunas cuestiones que debes tener en cuenta para dejar un trabajo y salir airoso.

Valora pros y contras antes de abandonar tu puesto

Tendrás que tener en cuenta que si pierdes voluntariamente tu puesto no se tiene derecho a prestación por desempleo. Aunque hay algunas excepciones. En el caso de que haya una modificación de las condiciones de trabajo, por ejemplo, la jornada o el horario, falta de pago de salarios o traslado del centro de trabajo, en estos casos se considera que se está en situación legal de desempleo, por lo tanto, si se reúnen el resto de requisitos, se podría cobrar el paro.

Notifica tu salida de la empresa

Los contratos indefinidos y los de duración determinada superiores a un año establecen la obligación de realizar un preaviso sobre la finalización de la [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: